domingo, 13 de diciembre de 2009

El placer de la música.

Por si alguien tenía alguna duda, adoro la música.
Desde que tengo memoria me recuerdo palpitando con una u otra canción, y como todos tenemos un pasado oscuro, confesaré que la primera cancion que canté siendo una niña, y que he de reconocer que me emocionaba mucho fue El ebro guarda silencio. Luego mi adolescencia fue un pasar horas y horas rayando los discos que caían por casa gracias a mi hermano, de Supertramp, Fleetwwod Mac, Ana Belén, Led Zeppelin, Silvio Rodriguez, Janis Joplin o Sabina, música de lo más variopinta, de la que sin saberlo me iba alimentando. Cada vinilo que aparecía por casa, era un tesoro. Mis primeras canciones nacieron por esa época, dedicadas a mi perro Harpo, mi familia mis amigos y cosas por el estilo, que aún recuerdo y que no volveré a cantar ni bajo tortura.....(que los pasados oscuros es mejor que permanezcan a oscuras......)....El hecho de escuchar música era una ceremonia, un goce en si mismo, un placer con mayúsculas que se complementaba con otro placer no menos mayúsculo; el del silencio. Pero luego llegaron las radiofórmulas extendiendo sus tentáculos y condenando a los oyentes cada día mas faltos de curiosisdad a pensar que la música es sota, caballo y rey.........¡pero de bastos!..... Y desaparecio el placer del silencio.
¿Os habeis parado a pensar que ahora hay música en todos los lugares?.......¿Porqué tengo que oir (nótese que he dicho oir y no escuchar) música mientras compro macarrones o naranjas? porque no puedo pasearme tranquilamente por un Eroski mientras me debato entre si compro tomate triturado o entero sin que me taladre los oídos Amaia Montero?. Han convertido la música en un ruido de fondo, algo que esta omnipresente en nuestras vidas y al que no le prestamos ninguna atencion, otro producto de usar y tirar. Os puedo asegurar que he dejado de ir a algunos comercios, porque no soporto la música que ponen, porque claro, debe ser que soy una antigua, pero yo no se oir, yo siempre escucho, y me pone de muy mala leche tener que aguantar si o si, un hilo musical siempre con los mismos cantantes gritones ( Amaia Montero, Malú, Alejandro Sanz.......) o flamenquitos con acento que luego en realidad son de Alcorcón........

Desde aquí reivindico mi derecho al silencio, el placer de escuchar mis pensamientos, aunque estos se dirijan a decidir si compro los calamares en su tinta o en salsa americana,.........que todo puede convertirse en un placer, incluso hacer la compra.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

En su tinta, sin ninguna duda, querida. La salsa americana deja un postgusto en la bucal hartito desagradable :-)

M

s'il vous plaît dijo...

Salsa, salsa y ¿El cumbo? Bailemos el cumbó, cumbó, Yo también pienso como M.J. no hay nada peor que estar en la compra y estar oyendo que no escuchando una mala música qui fait mal a la tête. Un bravo por la música, buena música de Mª Jose Hernández.

s'il vous plaît dijo...

Se me olvida bravo por la música que nos hace mágicos que si magicos (aussi)

ROMBO dijo...

Leo y compruebo que tenemos muchas cosas en común Mariajo:

- Adoro la música.
- Tengo un oscuro pasado.
- ¿Tocar mis viejas canciones? Ni bajo tortura.
- El placer de escuchar el silencio.
- Odio la música en el super.

Unicornio Azul dijo...

Totalmente de acuerdo..muchas veces el silencio es la mejor de las compañías..y necesario también.

Jóse Bellosta dijo...

S'il vous plait, me vas dejando contento, de momento por dos cosas: Una, por que sin más estás escribiendo... has descubierto tu primer dilema sobre la necesidad de escribir. Y Dos, y MAS IMPORTANTE, por tu frase "un bravo por la música, buena música de M.J.H." No la esperaba así de tí...

ROMBO dijo...

Silvu, compruebo que voy entendiendo tu idioma poco a poco.

Sarita dijo...

Está chupado, Lady Madonna: es el Pepperland de los beatles. Quiero mi gallifante.

¿Música de ascensor? Si George Martin os leyera...

rayajo dijo...

Buenas noches a tout le monde.

Una vez más has logrado sorprenderme, mi querida mujer de arena. Puedes pasar cuando quieras a recoger tu gallifante en horario de oficina. Jajaj he picado, sólo el mote que me has puesto ya implica ciertos conocimientos...

Sobre la música de ascensor, bueno, mejor me callo a qué me recuerda exactamente la susodicha canción, aunque estuve a puntito de ponerlo ayer, menos mal que no lo hice. Espero que al menos a Amparo le guste...

MaryJo, yo para evitarme las "músicas de ascensor" en el super y similares, llevo mi fiel reproductor mp3, en el que a veces eres tú la que me canta al oído. Deberías probarlo, que además de paso te libras de algún que otro pelmazo, y por supuesto del deleznable: "Mer ca do o naaaaaa, mercadonaaaaa CHAN!"

s'il vous plaît dijo...

Le zero, le deux, le trois, le quatre, le cincq, le xis, le sept, le neuf, le dix, ¿Qué número va a ganar?. ¿Quien gana la adivinanza?

Jóse Bellosta dijo...

Todos pobres....de nuevo, no nos ha tocado la loteria... ¿Esa era tu adivinanza, eh silvousplait?

Amparo Bellot dijo...

Puse mi último comentario al final del post anterior por error, pues no había llegado a leer este... Por si acaso no se lee, reitero mis gracias Rayajo, porque un regalo siempre es bienvenido, y más si es una canción.
No me llevo el gallifante... no me ha tocado la lotería...

Anónimo dijo...

¿Alfocea? Ramón. J. Sender nació en Alcolea de Cinca, no en Peralta de Alcofea.

Jóse Bellosta dijo...

Mucho me tendría que equivocar, si ese último anónimo es silvousplait...
Da igual donde nació Ramón José Sender..., pero lo cierto, es que hay un error, Maria José, en el nombre del concierto del 23 de mayo, es Alcofea, y no Alfocea

ANA dijo...

Chicos y chicas:
Estaré desconectada unos días, hasta el domingo...Me voy al pueblo a celebrar la Navidad...
Yo ya siento llevaros la contraria, pero como soy rarita y mucho, a mí me gusta la Navidad y además, soy creyente... por lo que para mí tiene un significado muy especial, además de por la familia, disfrutar de reunirnos todos y pensar cuántas Navidades más tendré a mis padres, que están pachuchillos... siempre pienso si no serán las últimas que estamos todos... Y como dice mi madre siempre bendiciendo la mesa: que al año que viene estemos los mismos, o más, pero no menos... A mí eso de estar menos me da penita... Y eso que con la fe el paso a mejor vida se sobrelleva mejor, pero no deja de dar tristeza ver envejecer a quienes quieres y ver cómo sus facultades físicas y mentales merman día a día. Ahora mis padres se parecen cada vez a unos niños... y es duro, aunque sea ley de vida.-
No obstante, os deseo a todos felices días: para los que no os gustan estas fechas, que se pasen pronto y que no se os atraganten.
Os echaré de menos, no leeros ni nada de eso... pero apenas me dará mucho tiempo...Así a la vuelta tendré novedades.

M: ¿cómo van esos ensayos con A. Pinto? Dile que nos debe la carátula de su cd a los que lo compramos.. aún estaba sin imprimir...
Hasta pronto. Sed felices- Un besote enorrrmeeee.

Anónimo dijo...

Ana, hablaré seriamente con de Pinto, te lo juro.

A mi, ya sabéis, no me molan nada, pero nada, estas fechas. Menos mal que mis paternos son gente consecuente con nuestros sentimientos y los del resto de la familia, y desde hace años no nos vemos en Navidad. Nos mola más febrero, por ejemplo. Hoy ceno con mi chico y mi hermano, más a gusto que un arbusto, y, salvo que a alguien se le pire la pinza a Navalcarneemos una jartá de risas, como desde hace cuatro años.

Felices fiestas, majos! Yo me voy a hacer el cartel que pongo todos los años en la puerta de mi casa ntes de la cena: 'En esta casa no entra ningún tipo de espíritu de ninguna clase. Gracias'

M

Anónimo dijo...

Me explico: 'Navalcarneemos una jartá de' , significa: nos echaremos una jartá de risas... Putito teclado :-(

M

Jóse Bellosta dijo...

Cada uno con lo suyo, y con lo que más disfrute... Pués eso, chicos y chicas...Que paséis una buena noche, o una noche buena.. y no os paséis ni con la comida ni con la bebida.. Con las risas, si. A disfrutar...

Unicornio Azul dijo...

Feliz Navidad a todos.... tanto a los que les gustan estas fechas, como a los que no.

Pero sobre todo una cosita: sed muy felices...

Besos.

s'il vous plaît dijo...

¿Y del cotillón? Llo con ti y con tous.
¿Y las inundaciones granadinas?

Niuqech Madhatter dijo...

Diooooooooooooooooooooooos¡¡¡
no puedo estar más de acuerdo, pero como todo en esta vida ha sido convertido en un producto de consumo

lo bueno es que aún nos quedan/quedais un grupo de irreductibles que resiste al invasor


salud y feliz año nuevo